Excusas frecuentes

Bajar de peso modificando nuestros hábitos
Pequeños cambios hacia una vida más activa
25 octubre, 2018
Como lograr propósitos de año nuevo
Propósitos de año nuevo. ¿cómo lograrlos?
10 febrero, 2019
Excusas frecuentes al momento de mejorar nuestros habitos

“Me da pereza”

Cuando ayudo a construir hábitos a mis pacientes debemos encontrar una verdadera motivación hacia el cambio que le permita generar acciones en contra de su “statu quo” y que nos permita superar las barreras que no lo han dejado avanzar.  Si se quiere construir hábitos saludables se debe luchar contra la “comodidad” de la vida moderna. Parece que el ser humano busca por naturaleza la ley del menor esfuerzo y hoy nuestra sociedad se enfoca en la vida fácil. “Para qué subo escaleras si para eso están los ascensores o las escaleras eléctricas“. “Caminar en nuestra ciudad es inseguro y hace frio“. “Para qué preparo alimentos si es más fácil pedirlos a domicilio“. El mejorar los hábitos implica incomodarse un poco e implica que se estructuren pequeñas acciones de cambio.

“No tengo plata”

Para la salud nunca hay dinero. Los pacientes me mencionan que no pueden asumir los costos de un gimnasio, los costos de comida saludable o los costos de implementos deportivos. Sin embargo, si el carro se les daña, no dudan en utilizar la tarjeta de crédito para girar el valor que les soliciten o no dudan en invertir cantidades asombrosas en asuntos relacionados con la belleza inclusive de sus mascotas o se invierte en restaurantes donde una sola cuenta vale más que el costo de varias consultas médicas o de un mes de clases en un centro de ejercicio. Lo increíble es que para aumentar el nivel de actividad física no se necesita dinero, inclusive puede resultar más económico si se busca la bicicleta, la caminata o el trasporte público en vez del automóvil. De esta falsa percepción de costos no se escapan ni los servicios de salud que todavía consideran oneroso el implementar servicios de promoción y prevención que estimulen la actividad física y los estilos de vida saludable, a pesar de que múltiples estudios han calculado que al invertir 1 dólar en estos servicios ahorra 3 dólares en gastos derivados de enfermedad.

“No tengo tiempo”

Es la excusa predilecta y lo que primero se menciona ante la pregunta del ¿por qué no hace ejercicio?  Estamos en la era del poco tiempo y del afán. No hay tiempo para nada y todo se quiere hacer al mismo tiempo. La multitarea es la regla. Mientras se come, se mira el celular. No nos concentramos en lo que hacemos, pero queremos hacerlo todo. Para la actividad física y el ejercicio no se necesitan grandes cantidades de tiempo. El realizar ejercicios de fuerza por todos conocidos como las flexiones, las abdominales, las sentadillas, los fondos apenas necesitan de 3 o 4 minutos para realizar tres series de 10 o 15 repeticiones de cualquiera de ellos. En ciudades gigantescas como Bogotá el caminar o usar transporte público inclusive ahorran tiempo total incrementando el tiempo para la actividad física.

“No tengo donde”

Mi barrio es muy inseguro“. “Estos días ha llovido mucho y no puedo salir“. “No tengo un parque cercano“. Afirmaciones frecuentes entre los estudiantes de medicina a los que les trabajamos hábitos saludables como parte de su currículo en la facultad de medicina del Rosario y a quienes mi amigo Gabriel López, profesor con quien impartía la clase, les recordaba: “El general Choi, fundador del Taekwondo, desarrolló y practicó todo su arte marcial en una pequeña celda en prisión”, con lo cual quedaba ejemplificado que realmente no se necesita infraestructura especial para impactar el estilo de vida.

“Me da miedo hacer mal el ejercicio”

No tenga temor en volverse más activo. Para aumentar su nivel de caminata, para bailar, montar en bicicleta, nadar en forma recreativa, patinar, jugar con un balón o trotar no necesita mayor asesoría si usted ya tiene adquirida esa destreza. Busque asesoría para realizar ejercicio fuerte o para alcanzar nuevas habilidades o si tiene problemas de salud que puedan perjudicarse con la actividad física.

Le invitamos a mejorar hábitos en su vida y le ofrecemos una asesoría médica profesional para mejorar su estilo de vida.

Comparte esta página

Si te ha sido de utilidad esta página, te invitamos a compartirla

Facebook
Twitter
Google+